jueves, 2 de octubre de 2008

MOSCA BLANCA


La Consejería de Agricultura se reúne mañana con técnicos de La Aldea para tratar la afección de la mosca blanca
El director general de Agricultura y la presidenta del ICIA se citan con técnicos del Cabildo, Ayuntamiento y cooperativas para perfilar la orden

Se desplazará al municipio material y medios de defensa vegetal para la lucha contra esta plaga por valor de más de 15.000 euros

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación del Gobierno de Canarias, con el fin de consensuar el contenido de la orden para fijar el tratamiento de la mosca blanca en cultivos hortícolas de la Aldea de San Nicolás, se citará mañana viernes, 3 de septiembre, a partir de las 11.00 horas, con técnicos del Cabildo de Gran Canaria, del Ayuntamiento y de las cooperativas agrícolas del municipio.

En el encuentro, que tendrá lugar en la Agencia de Extensión Agraria de La Aldea, estarán presentes el director general de Agricultura, Domingo Bueno, la presidenta del Instituto Canario de Investigaciones Agrarias, Milagros Pérez, y técnicos de ambos departamentos que atenderán a los medios de comunicación que lo deseen al término de la reunión (12.30 horas, aproximadamente).

Se han solicitado las sugerencias y aclaraciones que se consideren oportunas y serán puestas en común mañana en una cita que permitirá perfilar esta norma de obligado cumplimiento que la Consejería prevé publicar en las próximas semanas para fijar el tratamiento de la mosca blanca en cultivos hortícolas.

La orden pretende establecer un catálogo de medidas preventivas, buenas prácticas, servicios de asesoramiento y mecanismos correctores en caso de incumplimiento. Entre otras indicaciones, introducirá una serie de pautas para el correcto manejo del suelo y los residuos, o fórmulas de riego.

15.000 euros en ayudas

Asimismo, mañana se desplazará a la Aldea material y medios de defensa vegetal para la lucha contra este mal, por valor de 15.000 euros. Se trata de 300 litros de FINALES, un herbicida no residual para quemar de forma rápida los cultivos hortícolas que se han finalizado y evitar que se conviertan en un reservorio de mosca blanca. Además, se envía una partida de placas cromáticas amarillas que se utilizan para capturar a estos insectos.

El departamento autonómico que dirige Pilar Merino ha destinado este año más de 600.000 euros a la compra y suministro de enemigos naturales en toda la comunidad autónoma, si bien se ha prestado atención específica a La Aldea de San Nicolás, dada la singular afección que ha sufrido en las últimas campañas.

En este sentido, todas las demandas de los agricultores de este núcleo se financian en su totalidad, y cuentan con asesoramiento específico que prestan dos técnico que la Dirección General de Agricultura ha destinado a tiempo completo.

Sigue, además, en funcionamiento el Plan Integral para el Control de Insectos Vectores en el cultivo del tomate, puesto en marcha la pasada campaña por Gestión del Medio Rural de Canarias, recoge diversas iniciativas como la determinación por zonas de la incidencia de la mosca blanca, y de los enemigos naturales que de manera espontánea se desarrollan en los meses de abril, mayo y junio, así como localizar posibles reservorios de esta plaga fuera de los invernaderos.

Con el apoyo de las cooperativas y empresas se elaboró una relación de los agricultores que llevaron a cabo cultivos de verano, indicando polígonos, parcelas y fechas de plantación, que permitió establecer un calendario de sueltas por zonas, tanto en invernaderos como fuera de ellos.

Las reuniones con técnicos y agricultores permitieron acercar a los productores métodos de control hacia el final de la plantación, formas de arranque de plantaciones y vertidos, colocación de placas amarillas o de disposición de periodos de no cultivo. Asimismo, se presentó una serie de estudios específicos respecto a las especies vegetales que sirven de reservorios de virus, o sobre la presencia de enemigos naturales, tanto en los invernaderos como fuera de ellos.

Asimismo, la Consejería ha elaborado estudios y material de mano (folletos, dípticos¿) que se han puesto a disposición del sector, contemplando, entre otras, las fórmulas para el control integrado de plagas para agricultores, o las medidas preventivas que deben aplicarse para el control del virus del mosaico del pepino dulce.